Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un toque gourmet con las alitas de pollo a la brasa

alitas de pollo a la brasa

Si eres amante de los sabores intensos y las comidas reconfortantes, no puedes dejar de probar las alitas de pollo a la brasa. Esta delicia culinaria es perfecta para disfrutar en reuniones familiares, tardes de barbacoa o simplemente como un antojo delicioso. En esta entrada de blog, te mostraremos el modo de preparación de las alitas de pollo a la brasa, los ingredientes que necesitarás y algunas sugerencias de acompañamientos para llevar tu experiencia gastronómica al siguiente nivel. ¡Prepárate para disfrutar de un festín sabroso!

Modo de preparación de las alitas de pollo a la brasa:

Preparar unas alitas de pollo a la brasa es más fácil de lo que piensas. Sigue estos pasos sencillos para obtener resultados jugosos y llenos de sabor:

Ingredientes

  • Alitas de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Condimentos secos (opcional): ajo en polvo, cebolla en polvo, páprika, comino, entre otros.
  1. Lava y seca las alitas de pollo. Puedes usar alitas enteras o separarlas en muslos y alitas para obtener más variedad.
  2. En un recipiente grande, mezcla las alitas con aceite de oliva suficiente para cubrirlas ligeramente.
  3. Espolvorea sal, pimienta y los condimentos secos de tu elección sobre las alitas, asegurándote de cubrirlas de manera uniforme. Puedes ajustar las cantidades de acuerdo a tu gusto personal.
  4. Prepara una parrilla o asador a fuego medio-alto. Asegúrate de que las brasas estén calientes antes de colocar las alitas.
  5. Coloca las alitas en la parrilla y ásalas durante aproximadamente 15-20 minutos por cada lado, o hasta que estén doradas y cocidas por completo. Voltea las alitas con cuidado para que se cocinen de manera uniforme.
  6. Retira las alitas de la parrilla y déjalas reposar durante unos minutos antes de servirlas.

Acompañamientos para las alitas de pollo

Las alitas de pollo a la brasa son aún más deliciosas cuando se sirven con acompañamientos que complementan su sabor y añaden variedad a tu comida. Aquí hay algunas sugerencias para que puedas disfrutar de una experiencia gastronómica completa:

  1. Salsas: Acompaña tus alitas de pollo con una variedad de salsas. Desde la clásica salsa barbacoa hasta aderezos picantes como la salsa buffalo o la salsa de miel y mostaza, las opciones son infinitas. Sirve las salsas en un plato aparte para que cada persona pueda elegir su favorita.
  2. Ensaladas: Equilibra la riqueza de las alitas con una refrescante ensalada verde o una ensalada de col. Las ensaladas frescas y crujientes añaden textura y un toque saludable a la comida.
  3. Papas fritas o patatas asadas: Acompaña tus alitas con unas deliciosas papas fritas o patatas asadas. Puedes sazonarlas con especias como el romero o el ajo para potenciar su sabor.
  4. Palitos de verduras: Si prefieres una opción más ligera, puedes servir palitos de zanahoria, apio y pepino junto a las alitas. Estos vegetales crujientes son ideales para sumergir en las diferentes salsas.
  5. Cerveza o refrescos: Para completar la experiencia, acompaña tus alitas de pollo a la brasa con una cerveza fría o tus refrescos favoritos. La combinación de sabores te transportará a una auténtica barbacoa.

Encuentra las mejores alitas en los puestos de nuestro mercado Karnex y Más, y Pollería el Sabroso.